El porqué he dejado de hacer consultoría WPO

Publicado en Blog · 20 diciembre 2018.
Fin de consultoría WPO

Desde siempre me ha gustado hacer las cosas bien. Prueba de ello es mi primera web personal que ya allá por 2003( e incluso, antes, profesionalmente para la empresa Cuatrogrados ), como se puede ver en el pie, cumplía con los estándares de aquella época( HTML 4.0 y CSS 1 ). Por la misma razón, como un paso más, empecé a tratar de hacer las webs de mis clientes más y más rápidas. Es algo que me gustaba y así podía dar un valor diferencial en mis desarrollos a medida.

Hace dos años y medio aproximadamente, me comentó un colega la posibilidad de hacerlo como un servicio a parte. No fue el único, posteriormente me fui encontrando a gente que por su parte me pedían que considerara la idea de hacerme consultor WPO. Al final, terminé dando el paso. Aunque dos años más tarde lo he dejado. Nunca puse como público los motivos que me llevaron a ello, hoy me decidí a contarlo.

No sé si sabes que las páginas webs son caprichosas y que cuanto menos tiempo y dinero inviertas en ella durante su ciclo de vida, luego ella te lo quitarán por otro lado. Esto es así desde el mismo momento que nace la idea de crear un nuevo sitio web. También durante su desarrollo, cuando los desarrolladores incumplimos este principio debido a la falsa idea de que disponemos de recursos ilimitados. También durante su uso final, cuando el cliente no es capaz de invertir en un hosting decente o un tiempo mínimo en tareas como optimizar las imágenes que usa.

Esto es aún más cierto( hasta niveles muy graves ) cuando se decide despojar a un sitio web totalmente, o parcialmente, de desarrollo. Por ejemplo, cuando se consigue una web que se crea mediante unos clic o cuando se adquiere un tema prefabricado.

Es mayormente de este último caso( profesionales que habían comprado un tema prefabricado ), que han acudido a mi para que les hiciera consultoría WPO. A mi me parecía, poniendo un simil, a aquellos que llevan una mala vida( fumando, sin cuidar dieta y sin hacer deporte ) y que van a buscar un médico, cuando el cuerpo ya empieza a pasar factura. La soluciones en el caso del símil son drásticas: deje usted de fumar, cuide usted totalmente lo que come y haga usted deporte al menos una hora al día. En el caso de la optimización web, también son medidas drásticas pero, como en el caso del simil, el cliente termina por no hacer nada por mejorar. En parte es obvio: si no están dispuesto a invertir en su proyecto web durante el desarrollo tampoco lo van a hacer más tarde.

Cuando me hice consultor de optimización web no lo hice para atender esas situaciones. Me hice para supervisar una optimización web desde sus inicios. Algo así como un preparador físico pero orientado a la optimización web. Finalmente, me di cuenta que eso era precisamente lo que ya hacía en mis proyectos de desarrollo a medida desde hace muchísimos años.

Entonces determiné que mi pretensión era seguir dando servicios de desarrollo de sitios a medida pero enfocándome en proyectos dónde la optimización web fuera un requisito imprescindible. Es decir, aquellos proyectos dónde el WebPerf sea algo prioritario.

Así que si has entrado en este sitio web buscando un consultor WPO, lo siento, ya no hago esa clase de trabajos. Si por contra, buscas una persona que pueda hacer tu sitio a medida y con el foco en la velocidad de carga o la optimización de recursos, yo soy tu desarrollador web.

¡ Compártelo !
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.